Desde la Industria de la Carne analizan un paro tras el anuncio de suspensión de las exportaciones

Este lunes, el presidente Alberto Fernández anunció que cerrará las exportaciones de la carne temporalmente en el marco del aumento de los precios.

Tras una reunión llevada a cabo en la Casa Rosada con el acompañamiento de distintos funcionarios de área, fue el propio presidente, Alberto Fernández, quien le anunció a los empresarios que integran el Consorcio de Exportadores ABC la decisión de cerrar, al menor temporalmente, las exportaciones de carne.

En ese encuentro estuvieron presentes el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; la secretaria de Comercio Interior, Paula Español y los representantes del mercado exportador de carne: Mario Ravettino, Carlos Alberto Rusech, Gustavo Kahal y Martín Costantini.

El pasado domingo, el jefe de Estado ya había tildado de “migaja” lo que los exportadores de carne se habían comprometido a inyectar en el mercado interno.

El sector productivo y las patronales de campo miran la medida con una ferviente crítica, mientras tanto, desde la Cámara de la Industria y el Comercio de Carne (CICCRA) ya anunciaron la propuesta de llevar adelante una medida de fuerza a través de un paro ganadero. Es que la última vez que se tomó una medida similar fue hace 15 años, en el 2006.

Miguel Schiariti, titular de CICCRA, adelantó que sobre la base de la medida tomada espera  “que los productores no remitan hacienda a los mercados concentradores”, resaltando que “será necesario hacer un cese de comercialización y de faena por 20 días”.

CICCRA es una de las entidades que había rechazado la implementación de Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJEC) por tratarse de un sistema similar al del Registro de Operaciones de Exportación (ROE) “que tan perjudicial resultó para el mercado de ganados y carnes y para la mesa de los argentinos en su conjunto”.

Es dable rememorar que en el pasado, una medida de estas características significó la pérdida de 19 mil puestos de trabajo y la reducción del stock vacuno en 12.500.000 cabezas. Es decir, 20% del stock nacional.

Si bien en un primer momento esta medida generó una oferta más amplia de carne, las consecuencias se vieron en el largo plazo. Allí radica la importancia de saber si el Gobierno piensa amoldar esta iniciativa con otras que resulten en el reordenamiento del mercado de la carne o si, por el contrario, el cierre se extiende más allá de los 30 días anunciados.

Desde Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) aseguran que “es un error el cierre de exportaciones de carne”, y auguran: “vamos camino a un cese de comercialización”. Por su parte, Carlos Iannizzotto, titular de Coninagro, señaló que la medida era “desacertada” y que resulta ser “totalmente contraria a lo que se necesita hoy en día, que es producir más”.

Se espera que la mañana de este martes se ponga tensa, ya que todas las entidades del sector tendrán una reunión para definir cómo seguir ante esta medida, y posteriormente se hará lo propio en el marco de la Comisión de Entidades que integran la Mesa de Enlace. Luego de ello se sabrá si se avanza o no en una medida de fuerza.

Desde el rubro de la carne aseguran que “se está trabajando sin ningún tipo de utilidad”

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar