Este es el plan de “presencialidad administrada” que analiza el Gobierno nacional

En el marco de la segunda ola del coronavirus, el Gobierno busca restringir la circulación y con ello la concurrencia a las escuelas.

La idea que busca concretar el Gobierno nacional tiene como objetivo reducir a un tercio –y de ser posible incluso menos- la presencialidad de las clases, priorizando los niveles más bajos y a los chicos que necesitan un apoyo superior en el aprendizaje.

El proyecto que sobresale de los que están sobre la mesa del Ejecutivo Nacional es el que habla de la “presencialidad administrada”, que busca restringir parcialmente la presencialidad de las clases con el objetivo de reducir la circulación en medio de la segunda ola de la pandemia del coronavirus.

La iniciativa fue presentada por el ministro de Educación dela Nación Nicolas Trotta y tiene tres modelos de desarrollo educativo prioritario:

1-Prioriza todos los niveles educativos reduciendo la frecuencia de concurrencia.

2-Prioriza los niveles preescolar, y primeros y últimos años de primaria y secundaria reduciendo la asistencia del resto de los cursos.

3-Prioriza a los alumnos más afectados el años pasado por la pandemia.

“Con la presencialidad administrada intentamos plantear una iniciativa que, si la realidad epidemiológica lo permite, aporte a la disminución de la circulación de personas desde las escuelas”, manifestó Trotta en dialogo con Pagina 12.

En el marco del crecimiento de contagios, que se mantiene en un promedio de 24 mil casos diarios, y en el medio dela puja entre la nacional y la Ciudad de Buenos Aires, el Gobierno está analizando diferentes alternativas con el fin de continuar con la presencialidad de las clases pero reduciendo el nivel de circulación de personas.

“Hay que ver cómo evoluciona la realidad epidemiológica en toda región metropolitana de Buenos Aires, pero el proyecto propone que, antes que suspender la presencialidad, reducir la misma a través de su administración”, explicó el titular de la cartera de Educación.

“Tenemos que esperar a ver qué sucede esta semana antes de tomar una decisión, todavía es muy prematuro. No sólo porque todavía nos quedan cuatro días hábiles para conocer el impacto de las medidas, sino porque también hay que analizar cómo va a condicionar el incumplimiento del decreto por parte del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”, añadió.

Asimismo, Trotta destacó que “cada jurisdicción definirá qué modalidad elegir de acuerdo a su cuadro epidemiológico”.

Trotta reconoció que “sí tiene que haber una disminución de la presencialidad en las escuelas”

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar