La madre del Morro García le dijo a Mansur que “humilló” a su hijo

La mamá de Santiago “Morro” García, Claudia Correa, siempre responsabilizó al presidente del Tomba, José Mansur, de la muerte de su hijo.

La mamá de Santiago “Morro” García, Claudia Correa, siempre responsabilizó al presidente del Tomba, José Mansur, de la muerte de su hijo, quien se suicidó hace ya más de dos semanas en su casa en el departamento de Godoy Cruz.

Por ello, levantó el teléfono y se comunicó con la máxima autoridad de la institución deportiva y contó qué fue lo que le dijo.

“Mansur no tiene ningún tipo de remordimientos, entiende que actuó correctamente y que siempre lo trató con respeto, cosa que es una mentira absoluta. Además me dijo que Santiago tenía amoríos, y yo le dije: ‘Usted sabe de los amoríos de mi hijo, pero no sabía que estaba deprimido, que estaba en un cuadro de tratamiento psicológico y lo bastardeó y lo humilló. Lo perjudicó porque si quería vender a un jugador, iba a vender a un perejil”, inició comentando a Ovación.

Asimismo, agregó que “después de hablar con Mansur me quedo con la misma idea que expresé en su momento, que es un negociante y no puede dirigir a un club deportivo, porque si a un jugador lo están tratando por depresión vos venís y le pegás en su estima, lo menospreciás y lo bastardeás, no corresponde. Dijo que no iba al gimnasio y Santiago jamás faltó a un entrenamiento. Me dijo que los números de Santiago estaban en rojo; sí le costaba concentrarse en la dieta porque estaba deprimido”.

“La postura de Mansur no cambió, me dijo que él estaba tranquilo y que había hecho todo para que el chico se fuera del club. En realidad eso pasó porque mi hijo lo amenazó la última vez con cosas que nadie sabe, pero al otro día salió corriendo a buscar cómo liberarlo. Eso debería haber pasado hace mucho tiempo porque él extrañaba a su hija, el día que se fue de la concentración (estaba Diego Martínez como DT) se fue llorando porque se había quebrado el brazo su hija y no podía estar con ella”, consideró Correa.

Contó también: “Pude hablar con el señor Mansur porque pedí el teléfono de él. Lo llamé porque quería entender algunas cosas, él me dijo que si se había equivocado me pedía disculpas, pero que al parecer mi hijo cuando tomó el teléfono lo primero que le salió fue un insulto y parece que este señor no está acostumbrado, se shockeó y nunca más llamó. Esto me parece bastante mediocre de un dirigente porque sabiendo la situación que había muerto mi hijo, todo lo que había pasado Santiago gracias a él, tendría que haberme llamado y nunca lo hizo“.

“Creo que la muerte de un hijo no va a calmar el dolor de toda mi vida, menos de la manera en que falleció. Creo que ese dolor me va a quedar para siempre, lo extraño y siempre pienso que en algún momento va a golpear la puerta“, dijo.

En ese sentido, añadió que “me ahogo por las noches porque siento que me falta el aire y me tengo que levantar porque la angustia es muy grande a pesar de que estoy medicada, estoy tratada, pero eso no va a pasar. En estos momentos siento un montón de cosas, la primera es el dolor de saber que él estaba solo y que cometió esa locura, un hombre de 30 años que tenía un futuro por delante, que tenía a su hija, a su hermano, a su abuela y me tenía a mí. Esas cosas me van a seguir por siempre y a esa pregunta me la voy a hacer siempre: ¿por qué lo hizo?“.

“Pasaron casi catorce días de la muerte de Santiago y jamás Mansur levantó el teléfono para decirme: ‘lo siento, señora’. Hablé con él de muchas cosas, estuve cerca de una hora hablando con él, después llamé al señor Chapini y después al Prosecretario. Chapini me dijo que habían hablado de que si se recuperaba el ser humano se recuperaba el futbolista, unas cosas muy tiernas, en realidad le dije que por qué lo maltrataron y a Mansur le pregunté lo mismo, que por qué había hablado de esa manera de él si sabía que estaba pasando por un cuadro depresivo y me dijo que tenía 700 futbolistas a cargo y que no podía saber de la vida todos“, explicitó Correa.

En tal contexto, sostuvo: “Yo le dije, pero mi hijo no es el último de la fila, fue goleador, una de las figuras de su equipo, no le importó y además de no importarle salió a la prensa y lo defenestró. Al otro día salió a decir que no iba a quedar libre y que lo iba a transferir. Todos los clubes con los que tenía contacto me dijeron que este señor pedía cifras por Santiago que no correspondían con lo que había dicho, entre ellos Nacional de Uruguay”.

Él pretendía más o menos casi dos millones de dólares por pases futuros de jugadores que hoy son titulares en el club Nacional. Además de eso, me explicó que Atenas de San Carlos (uno de los dueños del pase del Morro) pedía un dinero, que por eso se había trabado todo. Me dijo que gracias a mis declaraciones, su familia estaba en graves problemas, amenazados y custodiados. Y atiné a decirle que: ‘hay qué suerte que tiene porque su familia está cuidada y mi hijo está muerto’“, fustigó.

E indicó que “le dije por qué no lo había cuidado y me dijo que no lo sabía. Pero le pregunté que si mi hijo había maltratado a algún chico. Porque yo crié a mi hijo y sé que nunca fue un líder negativo y que siempre tuvo una sonrisa para sus compañeros, una palabra de aliento y ayudó a muchos de ellos. Uno de ellos me dijo que era una gran persona y me quedo con eso. Me quedo con las declaraciones de Dabove, de Pelusso y de Martínez. Cuando Mansur salió a decir que era un líder negativo es una irresponsabilidad muy grande”.

“En estos momentos mi hijo descansa en paz. Algo lo atormentaba, sé que esas cosas eran la soledad y no poder ver a su familia y a la hija. No resistió más porque cuando este señor Mansur le dijo que lo liberaba, después le pidió otro papelito, que lo tenía en Atenas de San Carlos, que lo tenía negociado con Daniel Fonseca”, comentó.

“Fonseca me dijo: ‘Mis hijos están preocupados por lo que dijiste de mí. Yo lo quería como un hijo’. Fueron una sarta de mentiras y le dije que nos sentáramos y que me mostrara los papeles donde figuraba que él le pagó a mi hijo lo que le debía. Pero la última vez que lo llamó a Santiago fue hace un año y medio para ver si lo transfería a Toluca, pero hacía más de siete años que no se hablaban”, detalló.

Fustigó al mencionar que “cuando mi hijo hizo el primer contrato en Nacional hace once años ganaba más de lo que ganaba ahora. Cuando iba a hablar con Mansur le hablaba de que sus números estaban en rojo y toda la basura que dijo. Que se queden tranquilos los tombinos porque ganaba chirolas y el club no se desfinanciará por eso“.

Por último contó que “de la gente del Tomba tuve muestras de cariño, gestos increíbles, me traje camisetas y gorros de gente que lloraba. Vi niños llorar y tuve mucho apoyo. Quiero recalcar que siempre me ayudó el señor Mario Gómez, que es el intendente del club Godoy Cruz y Daniel Márquez (que es el gerente deportivo), que fueron como amigos. Mansur me dijo que fueron en representación del club y sé que es mentira. Ningún dirigente fue al hotel a saludarme“.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar